Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted

Detalles

La terapia con máscara facial LED utiliza luces de colores, libres del dañino espectro UV de la luz, en longitudes de onda específica gracias a pequeños diodos LED para incrementar la circulación sanguínea de las células de la piel de la cara y estimular la producción de colágeno, la regeneración de la piel y la reducción del acné. Como veremos más adelante, un tratamiento basado en la exposición a las luces de colores de diodos LED es un tratamiento seguro no invasivo, inocuo e indoloro.

Los beneficios más conocidos son estimular la producción de colágeno, reducir el acné y mitigar la inflamación y congestión de la piel. Pero partiendo de la idea de que la piel es sensible a la energía lumínica, tiene otros muchos rendimientos. Las máscaras de luz LED (diodos emisores de luz de baja intensidad) emiten energía en forma de luz que estimula los tejidos.

Un color para cada necesidad

  • A diferencia de la luz pulsada o IPL, la luz LED es visible y no produce ni dolor ni se siente calor. En función de la luz utilizada sus usos son muy variados.

  • Rojo: Estimula y mejora la circulación. Incrementa la producción de colágeno.

  • Verde: Especialmente indicado para eliminar toxinas, antibactericida y mejora las defensas epidérmicas.

  • Azul: Calmante, antiséptico y antiinflamatorio.

  • Azul Índigo: Acelera la cicatrización, especialmente indicado en casos de acné.

  • Amarillo: Reduce el enrojecimiento y la irritación al estimular la circulación linfática.
  • Morado: Limpia y rejuvenece.


Consúltanos por Whatsapp